Hablemos de puentes.

Hablar de puentes o específicamente de sus propuestas arquitectónicas, de su imagen, o de cómo se convierten en hitos para una ciudad, nos remite a pensar en puentes icónicos, puentes que han cambiado la trama urbana de algunas ciudades o que se han convertido en la puerta principal para accesar a una ciudad, innumerables proyectos han tomado relevancia definiendo el paisaje urbano o sirviendo como detonadores de polos de inversión.

Desde Eeero Saarinen quien revolucionó la manera de proyectar puentes, hasta nuestros días, donde hemos tenido ejemplos magníficos y donde grandes nombres como Santiago Calatrava, Oscar Niemeyer o Zaha Hadid mostraron osadía para dejarnos auténticas joyas que tornaron el puente en un elemento arquitectónico y que más allá del estricto sentido funcional, supieron conjugar con la ingeniería para dejarnos un legado importante, y,  no me refiero solamente al legado que cada ciudad ganó, me refiero también al legado que otros arquitectos tomaron, replantearon y que actualmente han dejado de pensar al puente como un elemento funcional, que sin duda es la parte más importante, pero, a esta funcionalidad, le han agregado un toque diferente, pensaron soluciones que rompen la monotonía de cruzar al otro lado por un camino tedioso, tal es el caso del ejemplo que recientemente fue abierto al público en un espacio público en la ciudad de Changsha, en China, país que no deja de sorprenderme últimamente.

El proyecto llamado “The Lucky Knot” (el nudo de la suerte), creado por el grupo holandés Next Architects, impresiona por su geometría, conformada por una secuencia de ondas fabricadas en acero y pintadas en color rojo que marca con fuerza el lugar donde se sitúa, consiguiendo una presencia imponente, pero sobretodo una propuesta que responde estéticamente al partido arquitectónico que detonó el proyecto, la revitalización de la bahía del río Dragon King, su presencia es tan imponente que incluso puede parecer agresivo al entorno donde se ubica, pero la osadía de la propuesta y el descaro del color, hacen que la propuesta marque con fuerza su lugar, una vez adentro, podemos observar varias secuencias que permiten al usuario abordar el puente por varios caminos, variarlos, explorar sus escaleras, o simplemente reinventar el camino diario para llegar al otro lado.

XX

Destaco también, la importancia que el contratante le da al valor estético del puente, viendo más allá de simplemente cumplir con dotar a la ciudad de infraestructura, lo hacen pensando que será un punto que se convertirá en hito, que miles de usuarios usarán y que le dan valor más allá del valor económico contratando despachos como Next  Architects, quienes anteriormente ya nos habían dejado algunos ejemplos de proyectos de puentes, alejados de lo que comúnmente conocemos como puente, y concluyo esperando crear un puente para futuras aportaciones de quienes tengan en sus manos la posibilidad de proyectar lo que puede convertirse en hito de su ciudad.

Por Arq. Estanislao García

Referencia: http://www.nextarchitects.com

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Excelente artículo, vivo en una ciudad (Puebla) México, es muy bonita y el gobierno planta puentes por cualquier lugar dejando de lado la funcionalidad de éstos. Los artículos de ustedes son muy importantes. Gracias.

    1. RC-Editor dice:

      Muchas gracias por leernos Susana. Sigue disfrutando de los artículos y te invitamos a seguir conversando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s